Naturaleza: Crecer a cualquier precio

8/21/2005


Acabo de ver por La 2 el documental "Crecer a cualquier precio" en el programa Linea 900.

En él se plasma la presión que está sufriendo un entorno natural de grandísimo valor como el es delta del Llobregat, rodeada por incontables autopistas, el crecimiento de los polígonos industriales y la villa del Prat del Llobregat, y por la creación de la tercera pista del Aeropuerto.

google earth: delta del llobregat


En el documental se han expuesto las opiniones de las partes implicadas: agricultores, ayuntamientos, ecologistas. y es que la presión del desarrollo es imparable. Los empresarios (que tienen mucha capacidad de presión, y más en Cataluña) están convirtiendo aquella zona en un gigante centro logístico para cataluña y sur de Europa, y no se van a parar sólo porque durante siglos, un caprichoso río tenga la desfachatez de pasar por ahí. Los agricultores desean seguir con su estilo de vida, pero claro, cuando viene un comprador dispuesto a dar un millón de euros por una hectárea, la resitencia se hace inútil.

delta del llobregat


Conozco bastante aquella zona. En la época en la que trabajaba en Barcelona, iba a menudo a la marisma de las Filipinas a contemplar y fotografiar las incontables aves que utilizan aquellos parajes para anidar y como paso en sus movimientos migratorios: cormoranes, garzas reales, gercetas, fochas, cigüeñuelas, garcillas bueyeras, avefrías, ánades reales, cisnes, aguiluchos laguneros, avetorillos, martín pescador, martinetes,... (¿sigo?).

La única resistencia que parece que queda es la protesta ciudadana. Lo que pasa es que no sé si quedan ya cojones para esto.


P.D.:Otro día hablaré del ibón de Espelunciecha y la Estación de esquí de Formigal, que tampoco es moco de pavo.

1 comentarios:

elece dijo...

Esto concuerda con mi hipótesis de que el único arreglo para este mundo es que 2/3 de la humanidad sean exterminados: el tercio restante es manejable e ideal para vivir en la Tierra.

Y si podemos meter en los 2/3 a los banqueros, políticos y especuladores, tanto mejor...