Cine: Lost in Translation y Bill Murray

9/21/2005


Bill Murray. Hay gente a la que no le cae bien este tipo, y yo, la verdad, siempre le he tenido simpatía. Desde que lo ví de Doctor Peter Venkman en los Cazafantasmas, pasando por papeles secundarios como en Ed Wood o incluso en la infumable Los ángeles de Charlie, siempre me gustó. Hasta que ví Lost in Translation. Desde entonces le tengo devoción.

Hay que ver cómo él solo es capaz de impregnar toda la película de melancolía, tristeza y humor a la vez. Tal y como lo hizo en Osmosis Jones, o en la más reciente Life Aquatic.

Esta película es tremenda, abrumadoramente melancólica. Trata de cómo puedes sentirte solo en una cuidad de 15 millones de habitantes. De cómo el exito no da en absoluto la felicidad. De cómo desperdiciar la oportunidad de ser feliz una y otra vez. De buscarse y no encontrase.

No sé, quizá me cogió desprevenido esta película cuando la ví, o en un estado anímico algo vulnerable, pero esta película me caló hondo. Si tuviera que hacer una lista de las 10 peliculas de mi vida, ésta es sin duda una de ellas. Además, siempre recordaré la película como aquella en la que me enamoré de Scarlett Johanson.


Quien no la haya visto aun le recomiendo que la vaya buscando. Cuando la veas, verás que no es una película de acción. No es una pelicula de intriga. No es una comedia de enredo. No es un drama costumbrista. Es justo lo que acabas de ver. Y gracias, Sofía Coppola, por escribir ese final para esa historia. Lo fácil hubiera sido lo contrario.

Por cierto, habrá que ir a Tokio alguna vez...

0 comentarios: