Música. Clásica, para entendernos.

11/22/2005

¡Estoy jodido!

¡En qué momento le pedí a mi compañero de trabajo, y sin embargo amigo, Luis que me pasara algo de música clásica!. Ya sabía yo, que con mi tendencia al frikismo (entendido como afición obsesiva por algo), y mi personalidad adictiva, no debía acercarme a esto.

Por ahora estoy escuchando Beethoven (vaya manera de comenzar, como iniciarse en el Rock and Roll con Elvis), y hay piezas que me están obsesionando.

El primer movimiento de la 3ª Sinfonía, la 5ª (el tan manido ta-ta-ta-chan!, pero sobre todo el resto de movimientos), el Concierto nº 5 para piano...

Pero desde luego lo que me ha dejado de cuadros es la Novena Sinfonía. ¡Madre mia! no me quito de la cabeza el segundo movimiento (¡el infierno en llamas!) y el cuarto movimiento (si tuviera, se me pondrían los pelos de punta, como al Maestro).

Y lo peor es que ahora el resto de música me suena extraña, como si fuera otra cosa. ¿Depeche Mode, Rammstein? ¿quienes son esos?

2 comentarios:

aguela dijo...

Te aseguro que hay mas musica, aunque ahora no puedas entenderlo, pequeñuelo.

Hablando de cosas serias, me ha dicho un pajarraco que con respecto a "FarScape" (loor y gloria) tu tienes toda valla, dos caras ¿comunicamos?

Gaona dijo...

Ya te digo que hay más música. Pero si dentro de 10 años me ves deleitándome con la chanson francophone, te autorizo a que me pegues un tiro entre ceja y ceja.

mmm Farscape... ya toca otro visionado. No problemo.