Carbono-14

10/16/2006

Siempre he tenido curiosidad sobre la prueba del Carbono-14 (en adelante, 14C) para medir la edad de restos arqueológicos, así que me he puesto a bucear por la Red (es decir, por la Wikipedia y poco más), y ya me he enterado (I know Kung-fu, que diría Neo).

Básicamente se trata de comprobar, en un objeto que se desee analizar, la proporción del isótopo 14C respecto del resto de isótopos del carbono. Resulta que en la atmosfera hay una proporción constante de 14C, que es absorbido por las plantas, por los animales hervíboros al ingerir plantas, y por los animales carnívoros, al ingerir hervíboros que ingieren plantas. Por tanto, los seres vivos mantienen esa proporción de 14C en su organismo... hasta que mueren y dejan de ingerirlo.

A partir de ese momento, el isótopo 14C se degrada, por ser inestable, y desaparece del organismo con una velocidad de degradación conocida. Es por ello que puede conocerse la edad (aproximada) de un objeto arqueológico, siempre y cuando esté hecho de materia orgánica (léase un fósil de animal o planta, una construcción de madera o una sábana santa).

Y ahora un par de curiosidades:

  • Tambien existe el 13C, y se utiliza por ejemplo para determinar si un deportista se dopa, como pasó con Floyd Landis, (en curioso pero inútil).
  • ¿recordais cuando hablé del acero del imperio alemán de la 1ª guerra mundial? Pues con el 14C pasa algo parecido. Desde el lanzamiento de las bombas atómicas, las proporciones del isótopo en la atmósfera se han vuelto locas, por lo que las pruebas del 14C no podrán aplicarse a restos creados después de 1945. Asco de planeta...

1 comentarios:

ObiWan dijo...

Habría que aclarar que esto sólo sirve para restos orgánicos: un fósil de vardad ha sustituido toda su materia orgánica por una matriz de roca sedimentaria, con lo cual no vale. Además en el pasado ha habido fenómenos que han alterado de manera significativa los niveles de radiactividad superficial, con lo cual no se pueden extrapolar los datos de los últimos 20 o 30 mil años.
Y además, sabiendo que la Tierra tiene 4.000 años, para qué complicarse la vida? Los fósiles los crea el diablo!