Recordando a Isaac Asimov

4/06/2007

Los microsiervos me han recordado que hace 15 años nos dejó Isaac Asimov, el mayor escritor de Ciencia Ficción de todos los tiempos y uno de los mayores divulgadores científicos, con cientos de artículos sobre física, bioquímica o historia, aparte de la ingente cantidad de novelas e historias cortas. Es raro que nunca haya escrito sobre Asimov, así que toca redimirme.

Sus primeras historias no solían tener alienígenas, ya que los editores de la época forzaban a que se mostrase la raza humana como vencedora y superior, dándole un regusto 'nazi' con el que no comulgaba. Asimov era de origen judío. Tampoco solían tener componentes sentimentales o sexuales. Asimov creía que no tenía habilidad para escribir situaciones con carácter sexual. Era muy crítico y conocedor de sus limitaciones como escritor, su literatura no era especialmente bella ni rebuscada, lo cual fue su mayor ventaja. Asimov se lee muy fácil.

Siempre se caracterizó por ser bastante riguroso científicamente (dentro de lo que cabe), justificando en la medida de lo posible las innovaciones tecnológicas que incluía en sus historias. Y sus temáticas a menudo tenían similitudes con la historia antigua o reciente, o la condición humana. Por ejemplo, la trilogía de la fundación está muy reflejada en la caída del imperio romano, especialmente en el pasaje del último gran general del Imperio, Bel Riose (casi anagrama de Belisario). Las disputas de los espaciales y los terrícolas son reflejo de las diferencias sociales de la sociedad americana del siglo XX.

Habré leído unos 20 libros de Asimov, con diferencia el escritor que más he leído, y destacaría como lectura imprescindible novelas como la genial "Los propios dioses", la brillante "Viaje alucinante 2: Destino Cerebro", la desternillante "Azazel", o la divulgativa "Historia del Universo", y por supuesto las sagas de la Fundación y los Robots, que acabó uniendo en un único universo en sus últimos años. Y algunas historias cortas son autenticas maravillas.

Murió el 6 de abril de 1992, víctima del SIDA, contraído desgraciadamente en una transfusión de sangre que le hicieron en 1983 debido a una operación de corazón.

Para quien quiera leer algo de este genio, el blog Viajando con Asimov ofrece periódicamente relatos de su obra.

1 comentarios:

Feagurth dijo...

Sida por una transfusion....

Si es que es para matarlos...

:(